miércoles, 14 de septiembre de 2016

La carta tradicional y la carta moderna

Tradicional
Los saludos -en las cartas comerciales- eran largos y ceremoniosos, al igual que las despedidas.  Los textos eran largos y  con vocablos usados y pasados de moda. Parecían  formatos pre-establecidos.
Ejemplos: Sean mis primeras líneas portadoras de un cordial saludo, deseándole éxito en sus delicadas funciones. La presente es para saludarlo y desearle éxito en sus delicadas funciones... Muy señor nuestro y amigo... Llegó a mi poder... Con la mayor brevedad posible nos envía... Esperando su respuesta... Con las muestras más sinceras de consideración y respeto, me despido de usted, atentamente...
Me suscribo de usted con consideración y respeto...

Moderna
Hoy en día ya se han omitido los saludos en las cartas, al igual que los largos saludos, debido a que hoy la gente no tiene tiempo para leer tanto. Por ende, la correspondencia es sucinta, se va al grano sin circunloquios ni largas despedidas.
Ejemplos: En atención o en respuesta a su nota, le informo que... Cordial saludo, oportunidad propicia para... Me complace informarle que... Cordial saludo señor.. Recibí... Espero que el próximo 21 de julio llegue la mercancía... Espero... Atentamente, Cordialmente, Sinceramente,
Agradeceré su apoyo.
Subcribete a nuestro RSS Feed Siguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en google+